Conaf - Ministerio de Agricultura



Forestín celebró 37 años junto a niños y autoridades de la Región de Aysén

El Coipo, símbolo de CONAF, festejó junto a los niños de la Escuela Especial Pre-Básica del Club de Leones un nuevo año de vida.

CONAF

Cerca de 35 niños de la Escuela Especial  Pre-Básica del Club de Leones de Coyhaique  participaron del cumpleaños número 37 de Forestín, el coipo mascota de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), dependiente del Ministerio de Agricultura, símbolo de la protección de los recursos naturales. La celebración se efectuó el día 12 de junio en las dependencias de la unidad educativa.

A la actividad asistieron; el Gobernador de la Provincia de Coyhaique, Néstor Mera, el Secretario Regional Ministerial de Agricultura, Raúl Rudoplhi, la Seremi de Medio Ambiente Paola Bauerle, la Seremi de Educación Teresa Calvis,  el director regional de CONAF, Juan Eduardo Barrientos, director regional del SAG, Ramón Henríquez, docentes y alumnos del establecimiento,  trabajadores de CONAF, entre otros.

El Gobernador Provincial, Néstor Mera, manifestó: “muy agradecido de participar en el cumpleaños de Forestín, especialmente con los niños de la Escuela Especial del Club de Leones. Hemos tenido una jornada muy agradable.

Agregó la autoridad, Forestín en la región de Aysén es un ícono del cuidado del medio ambiente, del respeto al bosque, temas muy demandados por la comunidad, y prioritario para el Gobierno del Presidente Piñera”.

El director regional de CONAF Aysén resaltó el rol fundamental que ha cumplido Forestín en el acercamiento con la comunidad enseñando a los niños durante décadas el cuidado al medioambiente.

“Forestín representa el trabajo de todos los que velamos por mantener un medio ambiente libre de contaminación, a los combatientes, guardaparques, viveristas y  también a todas las personas que  nos ayudan a conservar nuestro medio ambiente para las futuras generaciones”.

La historia de Forestín
El  coipo vestido de chaqueta amarilla y casco, nació el l 12 de junio de 1976, durante la Jornada de Evaluación del Programa de Manejo del Fuego correspondiente a ese año, efectuada en la VIII Región, surge por primera vez la idea de utilizar como símbolo un “Coipo”. El mérito corresponde a la Ingeniera Forestal Gabriela Omegna Molina. El objetivo era contar con un animal que habitara los bosques del país y que cumpliera un rol similar al oso “Fumarola”, de Estados Unidos. No obstante, ese año, pese a haberse dado con la solución definitiva, la idea no se pudo concretar en forma operativa, debido a los escasos recursos disponibles.

La iniciativa se retoma con entusiasmo en 1983, en la V Región, centrándose los esfuerzos en impulsar una masiva campaña de prevención, utilizando al “Coipo“, que es bautizado como “Forestín”, a través de un concurso infantil. Como todos sabemos, este simpático personaje ha llegado a constituirse en el símbolo de la protección de los recursos forestales del país y en un gran amigo y educador de los niños.

Compartir


Deja un comentario