Conaf - Ministerio de Agricultura



Expertos elaboran propuestas para remediar el deterioro de la Laguna El Peral

CONAF desarrolló taller técnico que congregó a representantes de servicios del Estado, universidades y empresas. Santuario de la Naturaleza se ha visto afectado por la sequía, la contaminación y la sobrepoblación de ranas africanas.

CONAF

Con el objetivo de generar estrategias para remediar el negativo impacto que la escasez hídrica, el vertimiento de aguas servidas y la sobrepoblación de ranas africanas han provocado al ecosistema acuático del Santuario de la Naturaleza Laguna El Peral, la Corporación Nacional Forestal, CONAF, realizó un taller técnico en la Estación Costera de Investigaciones Marinas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, ubicada en la comuna de El Tabo, en la provincia de San Antonio, región de Valparaíso.

La instancia de reflexión contó con la presencia de la seremi de Medio Ambiente, Tania Bertoglio; el director de CONAF Región de Valparaíso, Héctor Correa; el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), Manuel Contreras; y representantes del Servicio Agrícola y Ganadero , el Consejo de Monumentos Nacionales, la Municipalidad de El Tabo, la Fundación Kennedy, el Museo Municipal de Ciencias Naturales y Arqueología de San Antonio, empresas (Oxigenación Keepex y FreMaq), establecimientos de educación superior ( PUCV, UPLA, Viña del Mar y el Maule) y las juntas de vecinos de Las Cruces y Playas Blancas.

Sobre la jornada de trabajo multisectorial, la autoridad de Medio Ambiente valoró que estuvieran presentes “actores relevantes que pueden opinar respecto a cómo, de aquí en adelante,  implementar planes y programas para la recuperación y restauración de este entorno natural”, agregando que “los humedales son sumamente importantes para la biodiversidad de nuestro territorio”.

Por su parte, el director regional de la institución forestal manifestó que “este taller técnico sobre la situación actual del Santuario de la Naturaleza Laguna El Peral, permitió aunar voluntades y conocimientos, contemplando los puntos de vista de representantes de los ámbitos académicos, políticos y empresariales, lo que nos permite buscar alternativas para que éste perdure en el tiempo y siga siendo cobijo para cerca de 115 especies de avifauna”.

Correa acotó que la idea es replicar la iniciativa para desarrollar proyectos, buscar recursos e implementar soluciones permanentes.

Respecto a las posibles estrategias de remediación, el decano de la UPLA enfatizó que “hay que eliminar las fuentes de contaminación y, para ello, se debe hacer una gran fiscalización en la parte superior de la cuenca”. Esto porque, según explicó, “la sequía acentúa el problema, pero sin ella tendríamos una situación similar”.

Añadió que “lo grave y urgente es controlar la población de ranas africanas, que creció explosivamente por las condiciones de contaminación existentes, porque éstas son focos de propagación de esta especie”.

En ese contexto, Contreras recalcó que “se debe generar un esfuerzo de caza potente, con la meta de captura de unos 500 o 600 ejemplares diarios y, segundo, instalar un sistema de contención, por ejemplo a través de mallas raschel, que no afecten el paisaje e impidan que estos ejemplares puedan emigrar, como ha ocurrido en dos ocasiones”.

Cabe consignar que la rana africana es un depredador carnívoro, que afecta al humedal a través de su consumo de especies nativas, descarga de material orgánico y remoción del fondo acuático.

Taller se desarrolló en la Estación Costera de Investigaciones Marinas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, de El Tabo.

Taller se desarrolló en la Estación Costera de Investigaciones Marinas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, de El Tabo.

Compartir


Comments are closed.