Conaf - Ministerio de Agricultura



Censo de flamencos en la macrozona norte de Chile

El censo estival de flamencos se realiza simultáneamente desde el año 1995 en alrededor de 52 humedales altoandinos de la macrozona norte del país

CONAF

La Corporación Nacional Forestal, CONAF Antofagasta, durante los primeros días de febrero, realizará un censo simultáneo nacional de las tres especies de flamencos que habitan en la macrozona norte del país, que comprende las regiones Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama. Esta actividad corresponde a una de las acciones contempladas en el Plan Nacional de Conservación de Flamencos, y que CONAF Antofagasta actúa como  Secretaría Técnica, donde coordina y ejecuta con las demás regiones los censos de flamencos en el norte de Chile.

El censo estival de flamencos se realiza simultáneamente desde el año 1995 en alrededor de 52 humedales altoandinos de la macrozona norte del país. En la Región de Antofagasta, la actividad se desarrollará en una serie de sitios de importancia, entre los que se destacan los salares de Atacama, Tara, Aguas Calientes 1 y Pujsa, pertenecientes a la Reserva Nacional Los Flamencos, y otros fuera de ésta, como los salares de Ascotán, Carcote, Aguas Calientes 2, El Laco, Aguas Calientes 3, Punta Negra, Aguas Calientes 4 y Pajonales, así como también en una serie de  cuerpos lacustres de menor salinidad o salobres, como las vegas de Quisquiro, Loyoques, laguna Helada, laguna Trinchera y laguna Lejía.

Este censo está enfocado  en las tres especies flamencos que habitan principalmente en la zona altiplánica de Chile que son, el flamenco andino (Phoenicoparus andinus), flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis) y flamenco de James (Phoenicoparrus jamesi).

Ricardo Moyano, Director regional de CONAF Antofagasta, expresó que “esta actividad es sumamente relevante, porque pertenece al Plan de Conservación Nacional de Flamencos que CONAF viene desarrollando por mucho tiempo en la zona norte, y los resultados que se obtienen de los censos aportan tanto a nivel nacional como global, éste último corresponde a la Estrategia de Cooperación Internacional de Conservación de Flamencos Altoandinos”.

Se trata de una actividad censal que debe ejecutarse lo más simultáneamente posible con el objetivo de evitar o reducir las probabilidades de ejecutar conteos repetidos de los mismos ejemplares, dada la alta capacidad de los flamencos para desplazarse en poco tiempo desde un sitio a otro.

En el censo simultáneo, participarán equipos técnicos de CONAF y Guardaparques de las regiones y otros colaboradores circunstanciales como los habitantes de comunidades locales, entre otros. CONAF de cada región coordina la actividad en forma específica, realizando recorridos en vehículos y a pie por rutas preestablecidas, tratando de cubrir todos los sitios de interés.

Los datos recogidos de cada censo en regiones son entregados a CONAF Antofagasta, la que funciona como Secretaría Técnica, ésta prepara y consolida la actividad mediante un Informe Técnico.

El director regional también manifestó que “a nivel nacional se han realizado importantes avances en el desarrollo de estrategias, tratando de involucrar a todos los actores territoriales e interesados en el desafío de conservación, tanto en el ámbito público como privado y de las comunidades originarias asociadas. Un ejemplo de ello, son los censos simultáneos internacionales de flamencos y los anillamientos de estas especies para conocer su desplazamiento”.

 LINEAS DE ACCIÓN

El Plan Nacional de Conservación de Flamencos Altoandinos, contiene cuatro líneas de acción que son los programas de Seguimiento, Protección, Fomento de la investigación y Vinculación internacional.

En relación al programa de Seguimiento, la Secretaría Técnica ha coordinado los monitoreos de las poblaciones de flamencos y su hábitat, mediante censos simultáneos, y los sitios de reproducción y alimentación de flamencos en toda el área de distribución nacional e internacional. En cuanto a reproducción, se establece una rigurosa evaluación y seguimiento de las etapas del ciclo, como las marchas nupciales o cortejos, la formación de colonias, nidificación, eclosión, crecimiento de polluelos, entre otras.

Las actividades implementadas del programa de protección, consisten en el resguardo de colonias de nidificación mediante monitoreos y control in situ de visitación turística en períodos de actividad reproductiva, que para el caso chileno, incorpora a las comunidades indígenas en esta labor.

Respecto a la cuarta línea de acción, el programa de vinculación internacional, cabe señalar, además de las actividades de coordinación con los países vecinos ya señaladas, CONAF y de forma conjunta con el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Secretaría de la Convención de Especies Migratorias (CMS), ejecutó el año 2013, una reunión para la construcción del Plan de Acción del Memorándum de Entendimiento que existe entre Argentina, Bolivia, Chile y Perú para la conservación de los flamencos altoandinos y su hábitat; en la que participaron destacados especialistas y representantes de  instituciones con competencia legal y técnica en la materia.

Compartir


Deja un comentario