Conaf - Ministerio de Agricultura



Capacitan a profesionales de América Latina y El Caribe en manejo de cuencas

La identificación y el diagnóstico de los problemas ambientales y la transferencia de técnicas, prácticas y servicios ecosistémicos fueron algunos de los temas que se abordaron en el curso que tuvo una duración de un mes.

CONAF

Con éxito finalizó el tercer curso internacional de “Manejo adaptativo e integrado de cuencas hidrográficas con énfasis en servicios ecosistémicos y cambio climático”, organizado por los gobiernos de Chile y Japón a través de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AGCID; la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, JICA; y la Corporación Nacional Forestal, CONAF, del Ministerio de Agricultura.

De acuerdo al director del curso, el profesional de CONAF, Samuel Francke, uno de los principales objetivos del curso fue alcanzar el “perfeccionamiento de los conocimientos y técnicas en el campo del manejo adaptativo e integrado de cuencas hidrográficas, a fin de promover un desarrollo sustentable de los recursos naturales de los países de América Latina y el Caribe, ante el escenario del cambio climático a nivel mundial”.

A su vez, el director del curso aseguró que nuestro país no constituye la excepción “ante los problemas relevantes desde el punto de vista ambiental y socioeconómico, como son la erosión y desertificación de los suelos que afectan la mitad del territorio nacional. Suelos que demandan una urgente recuperación y medidas legislativas para afrontar a través de la forestación y prácticas de conservación de suelos y aguas mediante una ley de fomento forestal”.

Instituciones cooperantes
El embajador Juan Pablo Lira, director de AGCID, aseguró que el cambio climático es una preocupación “que compartimos con el resto de los países, en especial, con los de América Latina y el Caribe, dado su enorme potencial en recursos naturales y la gran reserva de biodiversidad, tesoro que debemos y podemos conservar con esfuerzos conjuntos”.

El director de AGCID añadió que la cooperación chilena tiene la responsabilidad de tender puentes de integración que permitan fortalecer a “nuestras instituciones para el despliegue de esfuerzos alineados con esta lucha, aprovechando los aprendizajes de países con distinto nivel de desarrollo, instalando compromisos responsables en el largo plazo, así como competencias técnicas para la implementación de mecanismos novedosos y efectivos”.

En la misma línea, Toshimi Kobayashi, de JICA en Chile, argumentó que este curso internacional se ejecutó en el marco del acuerdo entre Chile y Japón para difundir los conocimientos y experiencias de cooperación bilateral exitosas del pasado a terceros países.

En ese contexto, a juicio de la japonesa, el trabajo desarrollado por CONAF en el manejo de cuencas hidrográficas, resulta muy interesante para otros países. “Es por ello que cada año se han recibido un importante número de postulaciones de toda América Latina y El Caribe”, señaló.

Agregó que “esta iniciativa nos parece importante porque se relaciona directamente con áreas de acción para el desarrollo que son prioridad para el Gobierno de Japón, como son el medio ambiente y la prevención de desastres, abordados en las temáticas del curso, ya que se genera un espacio de encuentro e intercambio entre representantes de distintos países de la región, promoviendo la creación de nuevas alianzas”.

Finalmente, la profesional de Colombia y una de las integrantes del curso, Yeny Torres Marín, aseguró que el perfeccionamiento cursado ha sido muy satisfactorio, ya que permitió fortalecer las capacidades técnicas e intercambiar experiencias en el ámbito del manejo integrado de las cuencas hidrográficas con enfoque adaptativo al cambio climático, porque “nos permitirá implementar en nuestros países los planes de acción postulados y que durante estas cuatro semanas hemos mejorado con los conocimientos y experiencias adquiridas”.

Compartir


Comments are closed.