Conaf - Ministerio de Agricultura



Región de Coquimbo: avances en proyecto de restauración de tierras

CONAF realizó una gira con representantes de agencias internacionales que apoyan la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales de Chile.

CONAF

Para conocer directamente los avances y expectativas de los comuneros de Cerro Blanco y Peñablanca, en la comuna de Ovalle, Región de Coquimbo, un grupo de especialistas profundizó en el desarrollo del Proyecto de Restauración de Tierras de CONAF, recogiendo además la visión de aquellos que aún requieren de apoyo, como los comuneros de Rinconada de Punitaqui. Hasta el lugar viajaron representantes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de la Secretaría de la Convención de la Diversidad Biológica (CBD), del Ministerio del Medio Ambiente y de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

La gira se realizó entre los días 22 y 24 de octubre y se enmarcó en las acciones insertas en la Iniciativa de Restauración de Ecosistemas Forestales (FERI por sus siglas en ingles), con financiamiento del Servicio Forestal del Gobierno de Corea del Sur, bajo la administración de la Secretaría de la CBD.

Esta iniciativa integra en un mismo territorio las actividades a ejecutar con el respaldo del Programa de Naciones Unidas para REDD (ONU-REDD), que fomenta la implementación de las directrices de preparación para REDD+ (Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la deforestación y degradación de los bosques, la conservación y el incremento de las capturas de CO2), establecidas en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), para mitigar el cambio climático y gestionar recursos vegetacionales.

Las áreas de intervención que fueron visitadas corresponden a zonas que fueron boscosas hace unos 50 años. Se recorrieron los terrenos de tres comunidades agrícolas donde se han realizado actividades de restauración, luego de que por largos años registraran un uso intensivo de la vegetación por la obtención de leña y carbón, por el cultivo de trigo y cereales y por la ganadería de caprinos. Todo ello provocó la eliminación de la cubierta vegetal, profundizado además por intensos procesos de degradación de la tierra.

Para mitigar esta situación, se están realizando actividades como establecimiento y mejora de áreas de exclusión para el manejo de ganado caprino, obras de conservación de suelo vinculadas a los enfoques de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) y de rehabilitación y restauración ecológica desarrolladas por la población local sobre 250 hectáreas de las mencionadas comunidades. Estas actividades se vinculan fuertemente a proyectos preexistentes de cosecha de agua y forestación.

Para el presidente de la Comunidad de Cerro Blanco, Domingo Cortés, “es muy importante que estos proyectos incentiven la participación de toda la comunidad, para que todos nos involucremos y valoremos los esfuerzos que aquí se están ejecutando”.

La comunera Maritza Segovia, también de Cerro Blanco, resaltó la iniciativa, señalando que “gracias a estos proyectos hemos podido ver un cambio muy importante en nuestro alrededor, cambio en el cual han participado en gran cantidad las mujeres de la comunidad”.

Estos aspectos fueron destacados por la representante de la CBD, Blaise Bodin: “La integración de los enfoques de las tres Convenciones de Río en acciones concretas en el territorio es esencial para avanzar a una mayor escala con la restauración y uso sustentable de servicios ecosistémicos críticos”.

Como un ejemplo calificó el Asesor Regional del Programa de Naciones Unidas para REDD, Pierre Guedez, las actividades desarrolladas por los comuneros, “ya que comprenden la integralidad de las acciones a ejecutar en los territorios y que persiguen disminuir la vulnerabilidad de las comunidades ante los efectos del cambio climático, pero que también permiten mitigar el cambio climático e incrementar las capacidades de captura de carbono de los ecosistemas de la Región de Coquimbo”.

La representante del Ministerio del Medio Ambiente y del Punto Focal de CBD en Chile, Karin Molt, reforzó la idea de “integración de los diversos objetivos que se están abordando en estos proyectos, al considerar las directrices internacionales de las tres Convenciones en materia ambiental de Naciones Unidas, de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetaciones y de la Estrategia Nacional de Biodiversidad actualizada”.

La directora regional de CONAF Coquimbo, Liliana Yáñez, agradeció que estas iniciativas se implementen en su ámbito territorial y apuntó a que “estas acciones permiten mejorar la asistencia técnica que el Estado debe realizar en el territorio, donde no sólo cuenten aspectos productivos, sino también se realce el rol de los servicios ambientales y como las comunidades dependen de ellos”.

Por último, el jefe de la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales de CONAF, Angelo Sartori, sostuvo que “intervenciones de esta naturaleza, donde se conjugan lineamientos internacionales con necesidades locales y donde se promueve una adecuada coordinación entre diversas instituciones públicas, constituyen un importante avance posible de atribuir a la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, cuyo enfoque fomenta la integración. Éste es el aliciente por el cual ya se están ejecutando proyectos en 12 regiones del país”.

 

Compartir


Comments are closed.