Conaf - Ministerio de Agricultura



Programa de capacitación y empleo de CONAF certifica 98 persona

El que partiera como un programa de empleo de emergencia ya lleva 7 años realizando una importante labor social en la región.

CONAF

El Programa de Formación, Capacitación y Empleo, PROFOCAP tiene como objetivo la integración laboral de las personas del Sistema de Protección Social Chile Solidario e Ingreso Ético Familiar, impartiendo capacitaciones y estimulando la intermediación laboral para contribuir a la superación de la cesantía.

Las gestiones del PROFOCAP, que se desarrollaron en el presente año, contemplaron la contratación de sus beneficiarios y beneficiarias por un período de 4 meses, en el marco de un régimen laboral de media jornada, que se extendió desde julio a octubre 2013.

Este año 96 mujeres y 2 hombres obtuvieron sus certificados en áreas como venta y retail impartido en Ovalle; trabajador en alimentos preparados de supermercado, curso que se entregó en La Serena, Vicuña e Illapel; y manipulación de alimentos en hotelería y restaurant entregado en Salamanca.

Según destaca Eduardo Rodríguez, Director de CONAF, “en un principio este programa se instaló como un alivio para las personas afectadas por la sequía y con la mejora en los índices de empleo tuvo un giro interesante, como es apoyar principalmente a mujeres de Chile Solidario e Ingreso Ético Familiar para sacarlas de esos programas y llevarlas a un programa enfocado en generar emprendimiento y entregarles herramientas que les sirvan para toda la vida”.

Por su parte, el Seremi del Trabajo Matías Villalobos, destacó que de los más de 800 mil empleos creados durante los últimos 3 años, un 54% corresponde a ocupación de mano de obra femenina y explicó que “el centro de la discusión no sólo está en la generación de empleo sino también en la capacitación aplicando modelos exitosos de diferentes lugares del mundo. El modelo PROFOCAP, si bien partió por emergencia, es muy útil porque no sólo entrega conocimiento a los beneficiarios, sino actúa como un intermediario para permitirles encontrar un empleo estable”.

Inés Bórquez, beneficiario del programa en Illapel, señaló que “para nosotros el programa fue algo muy bonito porque como mujeres nos dimos cuenta que podemos trabajar y no por eso dejar de ser madres o esposas sino que pueden salir de su casa… deben atreverse y pensar que pueden llegar más allá, trabajar y emprender”.

Desde sus inicios, PROFOCAP ha obtenido exitosos resultados en el apoyo a sus beneficiarios en conseguir empleo con un 60% de ellos contratados tras finalizar el programa, ya sea en sus lugares de práctica o por gestiones de CONAF.

Compartir


Deja un comentario