Conaf - Ministerio de Agricultura



Pequeños propietarios de Cardenal Caro capacitados en asociatividad

En jornada organizada por CONAF, especialistas entregaron información sobre el cooperativismo como una alternativa de desarrollo.

CONAF

Una provechosa reunión con visión de futuro tuvieron profesionales de CONAF y especialistas con casi medio centenar de pequeños propietarios forestales de la provincia Cardenal Caro, Región de O’Higgins, a fin de tratar el tema de la asociatividad y sus ventajas para participar con posibilidad de desarrollo en la cadena productiva.

La jornada, realizada en el Centro Cultural Agustín Ross de Pichilemu, fue inaugurada por la gobernadora de la provincia de Cardenal Caro, Teresa Núñez, quien destacó la proyección forestal de la zona, especialmente de los pequeños propietarios por ser dueños de gran parte del territorio con vocación forestal. “Por ello -dijo la autoridad- los insto a que trabajemos juntos con el gobierno regional y con CONAF para recuperarnos de las pérdidas registradas con ocasión de los incendios forestales del verano pasado. Debemos tomar todas las medidas de prevención posibles para que no nos vuelva a pasar lo mismo o bien que sus efectos sean significativamente menores. Como región ya estamos trabajando para enfrentar la próxima temporada de incendios forestales”.

En el mismo tenor, el jefe del Depto. de Plantaciones de la Gerencia de Desarrollo y Fomento Forestal de CONAF, Luis Duchens, recalcó la importancia de los pequeños propietarios en la Región de O’Higgins, motivándolos a poner nuevamente en valor los predios afectados por el fuego, accediendo a las distintas herramientas que ha dispuesto el Estado, a través del Ministerio de Agricultura, como el bono millón, ayuda para la recuperación productiva de las plantaciones y para la restauración del bosque nativo. “Hay que prepararse desde ya para cuando lleguen los incendios con simples acciones en sus predios, como la limpieza alrededor de las viviendas, la construcción de cortafuegos y la ejecución de podas”, comentó.

En tanto que el jefe provincial de CONAF, Claudio Díaz, hizo un llamado a los pequeños y medianos propietarios a acercarse a la oficina institucional para recibir orientación en sus proyectos o solicitar asistencia técnica.

El Seminario Participativo de Asociatividad -nombre que recibió el encuentro- estuvo centrado en entregar información a los dueños y dueñas de predios a acerca de la necesidad de formalizar la actividad económica para asociarse, a cargo de Nadia Carvallo, jefa de la Unidad de SII de Pichilemu. También se abordó la asociatividad y la visión desde el Estado, con la exposición de Cristián Pérez, profesional de la Unidad de Fomento de la División de Asociatividad y Economía Social del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo del Ministerio de Economía. Además, el productor apícola Misael Cuevas compartió su experiencia práctica de asociatividad en el ámbito rural.

Nadia Carvallo dio a conocer los pasos y alcances de la formalización, explicando en qué consisten la iniciación de actividades, los impuestos correspondientes al IVA y Renta, los pagos de impuestos, la distinción entre empresas de Persona Natural y Persona Jurídica, entre otros tópicos. Mientras que Cristián Pérez, junto con indicar que una asociación es una unión organizada, permanente y voluntaria en pos de objetivos comunes, expuso con ejemplos prácticos la forma de constituir, desarrollar y fortalecer una cooperativa.

Por su parte, Misael Cuevas, con 18 años de experiencia en una cooperativa apícola, enfatizó en tres puntos el éxito de una entidad como ésta: trabajo en equipo (reconocer la posición del otro para llegar a acuerdo en la toma de decisiones), colaboración (participar activamente en la labor de los cargos directivos) y planificación (plan de trabajo).

Tras escuchar las exposiciones, los pequeños propietarios coincidieron en señalar que era muy difícil competir con las grandes empresas aunque estuvieran asociados, porque dichas compañías, en definitiva, colocan los precios a sus productos. Frente a este planteamiento, se les explicó que entonces debían buscar otro tipo de comprador como los aserraderos, las plantas procesadoras, que son medianas empresas industriales.

Otro foco de desconfianza de los asistentes en el cooperativismo fue la cultura individual existente en el campo, ya que cada cual quiere trabajar en su predio, pero no así participar en una asociación, porque muchas de ellas fracasan o han visto malas prácticas. Profesionales de CONAF precisaron que esa visión sólo se podía superar con una participación activa en el desarrollo de una cooperativa. Los mismos socios deben asumir las tareas que implica una organización, para así minimizar la posibilidad de fracaso o de manejo indebido de los fondos.

Finalmente, a través de diversas formas, los asistentes manifestaron su satisfacción por la invitación a participar en el evento y agradecieron que se les involucre en estas actividades que, precisaron, no sólo tienen utilidad práctica para su gestión productiva, sino que también tiene un valor humano al sentirse considerados como agentes activos de su propio desarrollo.

 

Compartir


Comments are closed.