Conaf - Ministerio de Agricultura



Ministerio de Agricultura y FAO inician trabajo en zona de gran incendio forestal

Cuando a principios del 2012 se produjo el ‘Gran Incendio de Pichiqueime’, la Organización para la Agricultura y los Alimentos de las Naciones Unidas se constituyó en terreno y se comprometió a entregar la ayuda necesaria para mejorar las condiciones de los afectados.

CONAF

Cuando a principios del 2012 se produjo el evento conocido como el “Gran Incendio de Pichiqueime”, que afectó cerca de 30 mil hectáreas de cinco comunas, personal de la Organización para la Agricultura y los Alimentos de las Naciones Unidas (FAO) se constituyó en terreno, y se comprometió tanto con el Presidente Sebastián Piñera, como con el Ministro de Agricultura Luís Mayol a entregar la ayuda necesaria para mejorar las condiciones de los afectados.

El inicio de los trabajos de este proyecto se realizó este martes en una breve reunión realizada en dependencias del municipio de Quillón, donde participaron representantes de la FAO, el Ministerio de Agricultura y de CONAF, organismo que está realizando la ejecución de la iniciativa.

“Desde el primer momento el Ministerio de Agricultura apoyó a los afectados por este incendio, a través de recursos canalizados por INDAP, otros por CONAF; e incluso, con un proyecto para medianos agricultores que es ejecutado directamente por la Secretaría Regional del ramo”, indicó José Manuel Rebolledo, Seremi de Agricultura del Bío Bío quién complementó diciendo que “por este motivo nos costó mucho encontrar familias que calzaran dentro de este proyecto, que exigía no haber recibido ayuda anteriormente”.

El proyecto se focaliza en 588 familias, 150 de las cuales recibirán capacitación y asistencia técnica en el trabajo de hortalizas, frutales, apicultura, avicultura y riego.

Referente a esto, el Encargado de Emergencias de la FAO para Latinoamérica, Dennis Latimer, hizo énfasis en “el trabajo de la Organización no sirve para emergencias inmediatas, pero sí para esto, para reconstruir y ayudar a recuperar lo perdido”.

La otra arista tiene relación con el trabajo de capacitación que se hará para la prevención de incendios forestales, donde se realizarán charlas en las cinco comunas que involucra el proyecto, para que en caso que estos eventos se produzcan, se reacciones rápida y eficazmente.

“Lo importante de trabajar en materia de prevención de incendios forestales, es que cuando estos se producen y se pierden plantas o infraestructura, estas las podemos reponer, pero en el incendio del año pasado se perdieron dos vidas humanas, y no las podemos devolver”, aclaró Rebolledo señalando la importancia de trabajar en temas de prevención.

Por su parte, el Director de CONAF Región del Bío Bío, Francisco Pozo, señaló que “desde Marzo que nuestros equipos están trabajando en terreno con los agricultores damnificados, para que en Diciembre todo esté ejecutado, cumpliendo los plazos que estipula el proyecto”.

Todo este plan va dirigido especialmente a vecinos de las comunas de Quirihue, Quillón, Florida, Ránquil y San Rosendo, todas las que resultaron con daños en los tres focos que compusieron el “Gran Incendio de Pichiqueime”, y que dejó en total cerca de 30 mil hectáreas destruidas por la acción del fuego.

El proyecto que se inició en su proceso de captación de potenciales beneficiarios en marzo del presente año, tendrá su fecha de término en diciembre del 2013. La contribución de FAO es de 211.000 dólares.

 

Compartir


Deja un comentario