Conaf - Ministerio de Agricultura



Instituciones potencian ciencia y educación en Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos

CONAF, Instituto de Ecología y Biodiversidad, Universidad de Magallanes y Fundación Omora.

CONAF

Potenciar el desarrollo del programa científico y educacional que se desarrolla al interior de la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos será el principal objetivo del acuerdo establecido entre la Universidad de Magallanes, CONAF, el Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) y la Fundación Omora.

La firma de este acuerdo estuvo encabezada por la Directora Regional de CONAF Magallanes y Antártica Chilena, Alejandra Silva; el Rector subrogante de la Umag, José Maripani; el Director de la Fundación Omora, Ricardo Rozzi; y la Directora del IEB, Mary Kalin, quienes de esta forma se comprometieron a desarrollar diversas acciones en ámbitos de capacitación, difusión, intercambio de libros y publicaciones generados por las propias instituciones en torno a la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos, así como la generación conjunta de proyectos de investigación en el área de recursos naturales o culturales.

Esta alianza estratégica, además, comprende otras acciones concretas tales como la formación de un Comité Ejecutivo y otro de gestión de la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos; incorporación de información científica al turismo de intereses especiales y revisión del impacto en la zona por parte de especies exóticas.

La Directora Regional de CONAF, Alejandra Silva, resaltó el significado de esta firma: “Es un hito muy importante, ya que si bien las instituciones trabajamos en conjunto en el área desde hace mucho tiempo, hoy día debemos potenciar la Reserva de la Biósfera con acciones como la reactivación del Comité Ejecutivo, el trabajo con la comunidad e iniciativas de investigación. Todo esto nos permitirá contar con todos los datos posibles para elaborar la línea base de los planes de manejo que integran esta reserva y así asegurar la conservación de sus recursos”.

La Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos fue reconocida y aprobada como tal hace casi una década por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Ciencia, UNESCO, comprendiendo las áreas de los parques nacionales Alberto de Agostini, Cabo de Hornos y el recientemente creado Yendegaia, abarcando más de 4 millones y medio de hectáreas en zonas terrestres y marinas. Para celebrar los diez años de su creación, a fines del presente mes se realizarán actividades abiertas a la comunidad para difundir su relevancia como patrimonio natural reconocido a nivel mundial.

Por su parte, la Directora del IEB, Mary Kalin, expresó su satisfacción y alegría por la firma de este convenio, pues “permitirá trabajar en parques nacionales con información científica muy buena, donde se pueden desarrollar investigaciones relevantes, potenciando así el vínculo entre ciencia y educación”.

El Vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad de Magallanes, Doctor Andrés Mansilla, destacó la necesidad y capacidad de la casa de estudios para asumir este desafío: “En los parques se requiere la labor investigativa y tenemos la capacidad para ello. En algunos se necesita mucha información relacionada con conservación y manejo sustentable y cuando se cumplen 10 años y surgen nuevos desafíos como el Parque Nacional Yendegaia, este convenio nos abre no solo al trabajo conjunto, sino también a nuestra labor formativa tanto en carreras de pregrado como postgrado”.

Por su parte, el Director de la Fundación Omora, Doctor Ricardo Rozzi, señaló que en el marco de la celebración de los diez años de la declaración de Reserva de la Biósfera, existe un compromiso de elaborar un informe sobre lo que ha significado este período. “No pensamos solamente en lo que ha sido, también deseamos que sea una proyección para la próxima década” señaló el científico, que junto a su equipo de trabajo ha posicionado el concepto de “bosques en miniatura” para describir la riqueza de los recursos vegetacionales presentes en el área.

Compartir


Comments are closed.