Conaf - Ministerio de Agricultura



Humedales chilenos altoandinos, ecosistemas estratégicos de importancia internacional

En la Región de Antofagasta, existen cuatro humedales Ramsar que sustentan una importante diversidad biólogica, todos ubicados en la zona altoandina.

CONAF

Los humedales son ecosistemas de gran importancia por los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y la diversidad biológica que sustentan. Entre los procesos hidrológicos que se desarrollan en los humedales se encuentran la recarga de acuíferos, cuando el agua acumulada en el humedal desciende hasta las napas subterráneas. Las funciones ecológicas que desarrollan los humedales favorecen la mitigación de las inundaciones y de la erosión costera. Además, a través de la retención, transformación y/o remoción de sedimentos, nutrientes y contaminantes juegan un papel fundamental en los ciclos de la materia y en la calidad de las aguas.

Muchas aves dependen de los humedales para establecer sus rutas migratorias y de apareamiento. Los humedales generalmente sustentan una importante diversidad biológica y en muchos casos constituyen hábitats críticos para especies seriamente amenazadas. Asimismo, dada su alta productividad, pueden albergar poblaciones muy numerosas. Así tenemos las vegas y bofedales existentes en las regiones del norte de Chile, que corresponden a formaciones vegetales que se establecen en ambiente muy delicados y muy húmedos, que presentan una gran diversidad biológica y, al mismo tiempo, son zonas de forrajeo y abrevadero de valiosas especies amenazadas en su conservación. Son ecosistemas únicos, con una alta vulnerabilidad, donde el agua existente en los humedales altiplánicos corresponde al factor gravitante y fundamental que hace posible el desarrollo de la biota andina en este desierto de altura.

En Chile, existen doce sitios Ramsar, que cubren 358.989 hectáreas, nueve de ellos se encuentran en las Áreas Silvestres Protegidas administradas por CONAF, la mayoría de ellos se relacionan con ecosistemas de salares altoandinos.  En la Región de Antofagasta, existen cuatro humedales, que son: Salar de Tara, , Salar de Pujsa y el Sistema Hidrológico de Soncor, insertos en la Reserva Nacional Los Flamencos; y el Salar Aguas Calientes IV, contiguo al Parque Nacional Llullaillaico, todos ubicados en la zona altoandina de la región.

Convención Ramsar
La preocupación por la conservación y el uso racional de los humedales, llevó a las autoridades mundiales a definir un tratado intergubernamental en la Convención sobre los Humedales, aprobado el 2 de febrero de 1971 en la ciudad iraní de Ramsar. A pesar de que el nombre oficial de la Convención Ramsar se refiere a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, con los años su enfoque se ha ampliado y actualmente se utiliza apropiadamente el nombre de Convención sobre los Humedales. La Convención entró en vigor en 1975 y en la actualidad tiene 144 adherentes – incluido Chile – , que albergan en sus territorios a 1.284 humedales, que equivalen a 108 millones de hectáreas. Los humedales cubren por lo menos una superficie de 748 a 778 millones de hectáreas en el mundo. Lo malo es que el 50% de ellos se ha perdido durante los últimos cincuenta años a causa de las prácticas de drenaje, la contaminación y el cambio climático.

La Corporación Nacional Forestal (CONAF), cumple el rol de Secretaría Técnica de la Estrategia Nacional para la Conservación y Uso Racional de los Humedales en Chile. Actualmente, CONAF mantiene una asociación estratégica con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México (CONANP), que busca el fortalecimiento de capacidades institucionales para la protección y conservación de humedales dentro de las Áreas Naturales Protegidas de México y Áreas Silvestres Protegidas del Estado de Chile, que entre los nuevos desafíos se encuentra la Declaración de las lagunas Miscanti y Miñiques como sitio Ramsar.

El Director Regional de CONAF Antofagasta, Ricardo Moyano, destacó que “para CONAF es importante que la comunidad conozca sobre los humedales que existen en la región, y por qué es importante su protección y conservación a nivel nacional e internacional, ya que éstos albergan una considerable cantidad de fauna. También gracias a su natural belleza y biodiversidad, los humedales son ideales para el turismo”

Los Humedales Ramsar de la región 

Salar de Tara
Este sitio se ubica en el área andina de la región de Antofagasta. Se caracteriza por presentar una laguna de aguas salinas que se mantiene a expensas de los aportes de aguas superficiales provenientes de las altas cumbres que la rodean, y de aguas de vertientes y de quebradas ubicadas próximas a sus márgenes. En este cuerpo lacustre se desarrollan con cierta frecuencia nidificaciones de al menos 2 especies de flamencos sudamericanos con problemas de conservación: Phoenicoparrus jamesi y Phoenicopterus chilensis, y es sitio de concentración de muchas otras especies de aves acuáticas, tanto residentes como migratorias interhemisféricas, así como de mamíferos como la Vicuña (Vicugna vicugna) y la Vizcacha (Lagidium viscasia), entre otras. En el contexto de la puna de la región administrativa de Antofagasta, este sitio presenta la más alta diversidad biológica en cuanto a fauna.

En la cuenca del Salar de Tara se pueden identificar tres comunidades florísticas bien diferenciadas: En las laderas aledañas al salar, de exposición sur-este, se expresan estepas formadas por gramíneas cespitosas dominadas por (Festuca chrysophylla), (Festuca orthophylla), (Stipa leptostachya) y (Deyeuxia antoniana). Esta comunidad florística se presenta en buen estado de conservación con una cobertura vegetal del 30 al 50%.

En el borde norte del salar y en áreas locales en torno al borde nor-oeste del salar se presentan formaciones de vegas y bofedales que en conjunto alcanzan aproximadamente las 150 ha de superficie.

El Salar de Tara, constituye la base de equilibrio de una cuenca endorreica internacional que incorpora superficie de Argentina, Bolivia y Chile. De acuerdo con Niemeyer et al (1983) en Chile esta hoya comprende una superficie de 92.300 ha. La red de drenaje que escurre por el oriente, está constituida por el Río Zapaleri, la quebrada de Angostura y estero Cueva Pintada, mientras que por el poniente drenan el Río Chico y Huailitas.

Sistema Hidrológico de Soncor
El Sistema Hidrológico de Soncor, ubicado en el Salar de Atacama de la Región de Antofagasta, está constituido por cuatro lagunas (no más de 1,5 m de profundidad) Interconectadas superficial  y subsuperficialmente, de gran dinamismo en sus superficie. Estas lagunas se emplazan sobre una capa costrosa formada por la acumulación constante de cristales de cloruro y sulfatos, que origina la excesiva evaporación en el salar. Las algunas albergan componentes microfaunísticos y microalgales, fuente alimentaria de importantes especies de avifauna mogratoria como las tres especies de flamencos, chorlos y playeros, entre otras.

Existe además un sistema hidrológico conformado por una serie de canales superficiales y cuerpos lagunares que en conjunto constituyen hábitas preferente de aves acuáticas, varias de las cuales con problemas de conservación, como son las tres especies de flamenco altoandinos Phoenicopterus chilensis, Phoenicoparrus jamesi y Phoenicoparrus andinus, siendo esta últimaespecie la que encuentra en las lagunas Barros Negros y Puilar de este sitio su centro reproductivo más importante a nivel mundial.

Salar de Pujsa
El Salar de Pujsa se ubica a una altura media de 4.530 metros sobre el nivel del mar (msnm). El sitio cubre una superficie de 17.396,766 hectáreas, que incluye espejo de agua de lagunas someras, zonas de vegetación en borde de salar y vegetación azonal de vegas. De dicha superficie, 5.702,69 hectáreas se encuentran protegidas y corresponden al sector 2 “Salar de Pujsa” de la Reserva Nacional Los Flamencos. El Salar de Pujsa constituye uno de los humedales de mayor importancia en el norte de Chile para la conservación de las tres especies de flamencos presentes en la Puna, clasificadas con problemas de conservación.

El humedal además es un sitio de paso (descanso y alimentación) de aves migratorias interhemisféricas, tales como el playero de Baird (Calidris bairdii), pollito de mar tricolor (Steganopu s tricolor), playero pectoral (Calidris melanotos), pitotoy chico (Tringa flavipes) y pitotoy grande (Tringa melanoleuca), entre otros. Destaca además la presencia de numerosos grupos de vicuña austral (Vicugna vicugna vicugna), que se alimentan de las praderas naturales o vegas existentes en los alrededores del Salar.

Por otra parte, constituye un sitio de ocupación indígena efectiva, registrándose en los antecedentes disponibles como un área patrimonial, compartida en su uso actual por dos comunidades indígenas atacameñas, a saber: Comunidades Indígenas de Toconao y Talabre, respectivamente. El Salar sigue siendo hoy un lugar de tránsito obligado para el descanso de pastores y tropas y para el  reabastecimiento de agua y  forraje para el ganado doméstico.

El sitio incorpora completamente dos sectores de la Reserva Nacional Los Flamencos, Soncor y Aguas de Quelana, y la red de drenaje superficial y subsuperficial que mantiene el sistema hidrológico, conformado por canales y cuerpos lacustres.

Salar de Aguas Calientes IV
El acceso principal lo constituye la Ruta 5 Norte, carretera Panamericana Norte, hasta el kilómetro 1.310, distante a 60 kilómetros al sur de Antofagasta, continua al este por la ruta B – 55, camino Internacional a Argentina por el paso de Socompa, en un tramo de 133 kilómetros hasta la estación de ferrocarril de Imilac. De ahí se continúa al sur por otra vía secundaria, en un tramo de 50 kilómetros.  El humedal es un sitio de paso (descanso y alimentación) de aves migratorias interhemisféricas, tales como el playero de baird (Calidris bairdii), constituye un humedal de importancia de las especies de flamencos presentes en la Puna, destacándose por los registros de abundancia del flamenco andino (Phoenicoparrus andinus), pudiendo observarse también flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis) y flamenco de james (Phoenicoparrus jamesi) en bajas abundancias.

El Salar de Aguas Calientes IV y entorno directo, además es utilizado como sitio de alimentación y reproducción por importantes especies, principalmente por avifauna amenazada de extinción. En él es posible observar el suri (Pterocnemia pennata), piuquén (Cloephaga melanoptera), perdiz de la puna (Tinamotis pentlandii) y los mamíferos chinchilla andina (Chinchilla brevicaudata) y vicuña (Vicugna vicugna) (Aramayo, O. et al, 2005).

Como sitio prioritario de conservación biológica, la importancia del humedal radica en que es una reserva de recursos hídricos importante para las especies de fauna que se protegen en el Parque Nacional Llullaillaco que colinda con el Salar, y que pueden verse afectadas por exploraciones de recursos hídricos.

 

Humedal de Aguas Calientes.

Humedal de Aguas Calientes.

Compartir


2 Comentarios

para Humedales chilenos altoandinos, ecosistemas estratégicos de importancia internacional


  • Filter Cloth el mayo 19, 2015 at 16:39 Dijo:

    The company founded in 1985, has total assets of RMB1.52 billion, occupies a total area of 800,000 square meters, and employs 3,000 staff members, including 98 senior engineers and technicians and 319 mid-level engineers and technicians.

  • Google el junio 24, 2015 at 20:29 Dijo:

    Sites of interest we have a link to.

Deja un comentario