Conaf - Ministerio de Agricultura



Guardaparques fotografían sapito que no se avistaba hace una década en Surire

Del sapito de cuatro ojos del norte (“Pleurodema marmorata”) no habían registros de avistamientos ya hace varios años.

CONAF

Decenas son los estudios que diversos especialistas e investigadores realizan en las áreas silvestres protegidas.   La valía de estos trabajos es significativa sin duda.  Pero en el día a día también se genera información aportada por el monitoreo y los recorridos de terreno que realizan otros trabajadores, los guardaparques.

En esta ocasión, y producto de su programación anual de trabajo, los guardaparques Sandro Flores y Efraín Gutiérrez lograron avistar en el Monumento Natural Salar de Surire, al sapito de cuatro ojos del norte (Pleurodema marmorata), especie de la cual no habían registros de avistamientos ya hace varios años, según explica el encargado de Biodiversidad de CONAF regional, Esteban Zúñiga.

El monitoreo de anuros o anfibios, dentro de las área silvestres protegidas se retomó el año 2015, al incorporar dicha tarea al programa operativo anual que cumplen los guardaparques.  Ese año se monitoreó la presencia de otros anfibios propios del lugar como Telmatobius y Rinela, pero no se logró avistar al sapito de cuatro ojos,  del que no había registros fotográficos recientes.

Según explica Zúñiga, “estas especies  son indicadores de la salud ambiental de los ecosistemas donde están presentes.  De allí la importancia de su monitoreo y los registro de su presencia, porque ayudan a tomar decisiones respecto de otros análisis y acciones, ya que son evidencia de las modificaciones que está generando el cambio climático”.

Los investigadores en la materia han descrito esta especie para el MN Salar de Surire, pero el último recuento bibliográfico con fotografías, datan del año 2006, el que figura en la publicación Estado actual de los anfibios en Chile.

La descripción del hallazgo hecha por los guardaparques de CONAF Arica y Parinacota, fue enviado a la revista Biodiversidata, la que edita CONAF respecto de temas técnicos al interior del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas.  Pleurodema marmorata está categorizada en peligro y rara, de acuerdo al Decreto n.° 50/2008 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, tras el 2.° proceso del Reglamento de Clasificación de Especies.   Las razones radican entre otras causas, en su “hábitat fragmentado, su disminución continua y porque sus poblaciones se restringen a un área geográfica muy pequeña y un hábitat muy específico, escaso en la naturaleza”.

Monitoreo

Para concretar el monitoreo Sandro Flores y Efraín Gutiérrez utilizaron un chinguillo, el que permite buscar en el fondo de los riachuelos y vertientes, al hacerlo con la técnica de un recorrido en forma de W.  “Por la experiencia que tenemos uno sabe dónde podrían aparecer y la temperatura adecuada”, dice Efraín Gutiérrez, quien es nacido en la zona andina.  Agrega que “yo le digo rana negra, pero como lo vi también en un libro, lo reconocemos como la de cuatro ojos que no se había visto”.   Las fotos de la especie encontrada y luego devuelta a su hábitat, muestran el tamaño y las manchas dorsales simétricas que le caracterizan.

sapito4ojosnorte

 

Compartir


Comments are closed.