Conaf - Ministerio de Agricultura



En el Día del Árbol CONAF Rapa Nui lanza nuevo programa de forestación

Programa de Forestación para el Cambio Climático es el nombre de esta nueva iniciativa, dirigida a los cientos de parceleros de Isla de Pascua, cuyos terrenos están mayormente desprovistos de árboles.

CONAF

Diversos estudios han calificado la situación general de este territorio insular como una pradera degradada, debido a la pérdida de su cubierta vegetal original, el desarrollo de procesos de erosión y la expansión de especies invasoras. Se estima que más de dos tercios de la superficie isleña adolecen de algún grado de erosión, mientras que las especies invasoras se estiman en al menos unas 36, varias de ellas extremadamente agresivas. En este contexto, la provincia presenta una necesidad urgente de proteger sus recursos naturales y mitigar estos impactos, sobre todo considerando el escenario de cambio climático.

El Programa de Forestación para el Cambio Climático aspira a mejorar la protección de los suelos a través de la plantación de cortinas cortavientos y cortafuegos, cercos vivos, compuestos de diversas especies, en las parcelas de la isla. En un territorio donde el viento es permanente y un importante factor que hace que los suelos pierdan humedad y dañe las plantas, la forestación de las parcelas ayudará a mejorar las condiciones para el desarrollo de la actividad agroforestal. Pero el sentido del programa es más amplio, porque se enmarca en las acciones de mitigación del cambio climático en Isla de Pascua y por ende el programa tiene una mirada mucho más amplia.

La jefa provincial de CONAF Rapa Nui, Ninoska Huki, indicó al respecto que “otro argumento que acelera nuestra función de plantar en la Isla dice relación con las simulaciones de lluvias en Rapa Nui, las que serán cada año más intensas pero de menor cantidad, lo que se mitiga en parte plantando árboles para evitar con sus follajes, copas y sombras, la evaporación de la poca agua de lluvia que tendremos en el futuro. Estamos felices de la acogida de la comunidad a este nuevo programa y felices también porque cada vez tenemos más áreas plantadas en nuestra Isla, falta mucho pero tenemos la seguridad de que cada vez más personas se sienten comprometidas con esta causa y contamos con todos para seguir plantando”.

A través de este nuevo programa también se quiere desincentivar los incendios forestales, y que los parceleros ayuden a crear conciencia sobre la urgencia de frenar la práctica de quemar las praderas. Cada año se quema una enorme proporción de la superficie isleña, debido a fuegos originados de forma premeditada como parte de malas prácticas muy arraigadas de los ganaderos. CONAF está introduciendo un modelo para la erradicación de los incendios forestales que incluye, entre otros aspectos, el trabajo asociativo y la dinámica social para que los mismos vecinos se unan y prevengan los incendios en sus áreas. Las plantaciones resultan claves para esto, debido a que por un lado pueden ayudar a frenar el avance de fuego pero también por el hecho de incentiva el cuidado y manejo de las parcelas. La preocupación por la sequía y el cambio climático se siente en la isla y esto ha ayudado a que las personas hoy día estén más permeables a asumir estos desafíos.

 

Trabajo colaborativo entre CONAF y beneficiarios

El lanzamiento del programa se realizó este viernes 28 de junio, Día Mundial del Árbol, con una actividad totalmente práctica: la plantación de una parcela en el sector de Vaihu, trabajo realizado mancomunadamente por CONAF y el beneficiario. La jefa provincial de CONAF Rapa Nui puntualizó que “Si bien este programa se inicia oficialmente hoy con la conmemoración del Día del Árbol, está en marcha blanca hace dos meses y ha resultado un éxito, tanto en plantaciones para cierres perimetrales naturales o cercos vivos como para iniciar bosquetes dentro de las parcelas; plantar en las parcelas es un complemento a las plantaciones en zonas erosionadas del Parque Nacional Rapa Nui, lo planteamos como una solución a la nueva exigencia del Consejo de Monumentos Nacionales de tener que hacer prospecciones arqueológicas previo a plantar, exigencia que amenaza la continuidad de las plantaciones para mitigar la gran erosión en la Isla”.

CONAF aporta las plantas y cada beneficiario prepara el terreno y participa activamente en la plantación. La forestación se hace de manera escalonada, a fin de garantizar que las plantas son efectivamente cuidadas por los propietarios, así que en cada caso se irán haciendo más plantaciones a lo largo del año. Se usan especies exóticas bien probadas en la isla, como el aito y la albizia, así como también especies nativas, sobre todo mako’i. Las postulaciones se realizan en la Oficina Provincial de CONAF, donde se informan sobre los requisitos y otras condiciones de este programa, el cual se espera ampliar para el 2020, con la introducción de más especies y un fortalecimiento del trabajo asociativo por sectores.

El “Programa de Forestación para el Cambio Climático” aspira a mejorar la protección de los suelos a través de la plantación de cortinas cortavientos y cortafuegos, cercos vivos, compuestos de diversas especies, en las parcelas de la isla.

El Programa de Forestación para el Cambio Climático aspira a mejorar la protección de los suelos a través de la plantación de cortinas cortavientos y cortafuegos, cercos vivos, compuestos de diversas especies, en las parcelas de la isla.

Compartir


Comments are closed.