Conaf - Ministerio de Agricultura



En Arica y Parinacota CONAF difunde obligaciones que establece la Ley CITES

En mueblerías y terminales de venta y además se planifican con Aduana y SAG aplicación de la normativa -ya en vigencia-, que regula la tenencia y comercio de productos maderables y subproductos de especies amenazadas de la flora silvestre.

CONAF

Haciendo un llamado a comerciantes y fabricantes de muebles para informarse y dar cumplimiento a las exigencias que establece la Ley CITES para Chile, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), concretó en Arica un intenso operativo de difusión en puntos como el terminal Asocapec –que concentra la venta de muebles   provenientes de países vecinos-  y las fábricas de muebles  que trabajan con maderas nativas, ubicadas en la rotonda Saucache de la ciudad nortina.

El contacto que se tomó con los locatarios y dueños de mueblerías buscó concitar la colaboración y el respeto a la normativa, que establece la Ley 20.962 del Ministerio de Agricultura y que definió como autoridad administrativa a CONAF, en las materias relacionada con la flora terrestre.

“Nuestro mensaje –subrayó el director regional de CONAF Arica y Parinacota, Leonel Quintana, fue dialogar y transmitir que quienes mantienen productos maderables, así como partes, derivados o subproductos de especies o subespecies exóticas que figuran en los listados o Apéndices de la Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna o Flora Silvestres, deben acreditar ante las autoridades correspondientes, su legítimo origen y contar con las certificaciones correspondientes”.

En el recorrido se contó con la participación de los profesionales del nivel central de CONAF, Bernardo Martínez, jefe de Fiscalización y encargado CONAF-CITES y Fernando Olave, jefe de la Unidad de Relaciones Internacionales y experto en temas CITES, la Convención que busca que el intercambio comercial que se da a nivel mundial no afecte la supervivencia de las especies.

“Hoy la Ley CITES ya tiene plena vigencia, y estamos en un momento de inflexión para pasar a la debida fiscalización tanto del  cumplimiento de procedimientos administrativos tales como  la emisión de certificados y permisos, así como de aquellos procedimientos ante casos de delitos como tráfico de productos o subproductos  regulados por la Ley y la propia Convención”, explicó Olave.

Coordinación
Previo al operativo de difusión, la CONAF sostuvo también una reunión con  Aduana y SAG, por el rol que ocupan también en la Ley CITES y con los cuales se acordó generar un protocolo común de trabajo, en especial con la atención en los controles fronterizos, ya que la norma incluye derivados y subproductos como las artesanías, los instrumentos musicales, semillas o plantas de especies con problemas de conservación  y por tanto incluidos en los listados CITES.

Los profesionales del nivel central de CONAF, resaltaron asimismo que “la región de Arica y Parinacota tiene una alta y especial connotación para el control de especies incluidas en los Apéndices Cites, en atención a sus límites administrativos que implican fronteras con Perú y Bolivia.   Con ambos países se observa un alto flujo de mercancías de esos países, tanto materia prima, madera aserrada, madera en bruto, trozas y productos elaborados y otras especies de la flora terrestre. Por tanto esta debiera ser una región preferente desde el punto de vista institucional para la aplicación y control de especies CITES en tránsito transfronterizo”.

Hugo Yávar, director regional de Aduana, resaltó por su parte que  “todos los día tenemos que ver ingresos que se relacionan con temas CITES.  En el tema madera nos toca mucho. Especialmente con Bolivia es importante el movimiento de maderas, ya sea que vayan para la exportación o que vienen para el mercado nacional para muebles o construcción y hay que reconocer si entran en la normativa CITES.  Por todo ello es muy importante esta coordinación”.

A las proyecciones de trabajo conjunto con SAG, Aduana y otras autoridades de observancia, CONAF prevé paralelamente la atención de consultas de los potenciales usuarios y tenedores de productos maderables y sus derivados que provengan de especies de origen nacional o exótico que estén en CITES.  Es el caso de la caoba y el cedro en el caso de Perú o las especies del género Cedrella (cedros), provenientes de Bolivia.  En el mediano plazo CONAF dispondrá también de apoyos tecnológicos de última generación para el reconocimiento de los diversos tipos de madera, entre otros, según lo dio a conocer los profesionales del nivel central.

Chile al promulgar la Ley CITES, dio cumplimiento a las recomendaciones de la Convención. La norma aplica tanto para productos nacionales como exóticos que ingresen al país, ya que los listados CITES -conocidos como Apéndices I, II o III-, reúnen a aquellas especies en peligro de extinción o que podrían estarlo a causa del comercio que de ellas se hace en los distintos países del mundo y también abarca a aquellas especies que los países han decidido incluir voluntariamente para evitar una extracción desmedida o ilegal.

CONAF sostuvo una reunión con  Aduana y SAG, con los cuales se acordó generar un protocolo común de trabajo, en especial con la atención en los controles fronterizos.

CONAF sostuvo una reunión con Aduana y SAG, con los cuales se acordó generar un protocolo común de trabajo, en especial con la atención en los controles fronterizos.

Compartir


Comments are closed.