Conaf - Ministerio de Agricultura



CONAF se prepara para fiscalizar comercio de especies maderables

Taller macrozonal norte capacitó en procedimientos pertinentes a la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

CONAF

Reuniendo a profesionales de la macrozona norte, la CONAF realizó en Arica un taller de capacitación respecto de los procedimientos para certificar y  fiscalizar el comercio transfronterizo de especies maderables incluidas en la Convención Internacional para el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

A la fecha, y pese a que Chile fue uno de los primeros veintiun países que integró y promulgó el año 1973 la Convención,  aún no se cuenta con legislación interna en la materia, según explicó el profesional de la gerencia Forestal de CONAF, Fernando Olave.

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazas de Fauna y Flora Silvestres fue creada atendiendo a la presión indiscriminada sobre las especies en su medio natural, y al convencimiento de que sin regular el comercio sería difícil alcanzar el objetivo primordial de proteger la naturaleza y la supervivencia de las especies amenazadas.

CITES opera a partir de listados de las especies, rotuladas bajo Apéndices I, II y III, según el grado de peligro de extinción en que se encuentren.  De ese modo los países no prohíben, sino regulan el comercio ya sea de las especies propiamente tal como de los derivados o subproductos (muebles, semillas, instrumentos musicales, ropa, juguetes, etc.).  Sin embargo el enfoque es global, así que cada país en el fondo lo que hace es proteger los recursos de todos los países, porque se trata de un acuerdo global y vinculante.

En este sentido Fernando Olave comenta que CITES, a juicio de muchos especialistas, es la Convención más eficaz entre las que buscan la protección de la naturaleza, ya que actúa como una herramienta muy potente para proteger las especies de flora y fauna, favoreciendo un comercio sustentable y evitando el comercio y el tránsito ilícitos, fomentando así la conservación desde un enfoque global o planetario.

Pero es precisamente a través de las leyes internas que cada país da cumplimiento a las normativas de CITES, sin embargo, según explica Olave, “como país tenemos  un gran inconveniente al no contar con una legislación nacional que nos otorgue las facultades a las instituciones que son autoridades administrativas –SAG, CONAF, Sernapesca- respecto del comercio ilícito y el tráfico ilícito de especies en Chile.  Hay una ley que está del año 2010 o un poco antes en el  Parlamento, que no ha logrado transformarse en ley y ser aprobada y promulgada. Se trata de una carencia bien importante, y somos uno de los pocos países del mundo que tiene ausencia de una legislación local para estos efectos.

¿Cómo se opera entonces?  Lo que hacemos los distintos organismos es aplicar la legislación complementaria.  En nuestro caso la Ley de Bosque Nativo, o los decretos sobre alerce y araucaria.

En este contexto es también que CONAF inició un proceso para contar con procedimientos internos para cumplir su rol como autoridad administrativa para las especies maderables –mientras se aprueba la Ley CITES-.  En junio se emitió una resolución de parte de la dirección ejecutiva para poner en vigencia estos procedimientos, y ahí se incluyó el realizar estas capacitaciones a todo el personal que va a tener la responsabilidad del tema a lo largo del país.

A su vez cada región deberá implementar en su plan de fiscalización anual, el tema del comercio transfronterizo.  A este respecto Olave señala que Arica y Parinacota y el resto de las regiones del norte son muy relevantes para la aplicación de CITES, porque comparten frontera con tres países, Argentina,  Perú y Bolivia, y el comercio de especímenes que transita por nuestros puertos, es de alta relevancia”.

Cedro y caoba son algunos de las especies que los países vecinos tienen registradas en alguna de las categorías de CITES, y que a través de cargas madereras traspasan nuestras fronteras ya sea para el mercado interno o para la reexpedición a terceros países.

El director regional de CONAF Arica y Parinacota, Héctor Peñaranda indicó que para ejercer este rol fiscalizador, se espera actuar con la colaboración de entidades como Investigaciones, Carabineros, Aduana, SAG y el Servicio de Impuestos Internos.

 

 

Compartir


Deja un comentario