Conaf - Ministerio de Agricultura



CONAF invita a conocer los humedales altoandinos de la Región de Antofagasta

La región posee 4 sitios Ramsar, que durante febrero han sido promocionados en la capital regional.

CONAF

A través de una muestra itinerante, la Corporación Nacional Forestal, CONAF, invita esta semana a la comunidad a conocer los principales humedales altoandinos de la Región de Antofagasta en las dependencias del Museo Regional de Antofagasta. Esta será la última semana de exhibición de esta muestra, que forma parte de las actividades de difusión de los humedales altoandinos, que CONAF celebra durante febrero.

Como una forma de sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de conservar y protegerlos, ya que son ecosistemas considerados como estratégicos para el equilibrio ecológico, estas actividades partieron el 2 de febrero en la comuna de San Pedro de Atacama, trasladándose posteriormente, a Antofagasta en diversos lugares: Plaza Colón,  Mall Plaza y Museo Regional.

El objetivo de esta muestra es entregar información sobre los principales humedales de la Región, sus características, ubicación y su importancia ecológica, ya que gracias a la presencia de estos magníficos espejos de agua ubicados en el desierto más árido del mundo, dan vida a un sin número de especies, la mayoría de ellas con problemas de conservación.

La difusión se efectúa en el marco de la Conmemoración del Día Internacional de los Humedales, establecido en el 2 de febrero en 1971, por el tratado intergubernamental firmado en la ciudad iraní Ramsar, que pasó a nominarse como “Convención Ramsar”. Chile se incorporó a esta convención en 1981, siendo ratificada como Ley de la República el 11 de noviembre de ese mismo año.

En la Región de Antofagasta, están designados cuatro sitios Ramsar, que son: el Salar de Tara, el Sistema Hidrológico Soncor, el Salar de Pujsa, todos insertos en la Reserva Nacional Los Flamencos; y el Salar de Aguas Calientes IV, contiguo al Parque Nacional Llullaillaco. Los humedales cumplen funciones ecológicas fundamentales como reguladores de los regímenes hidrológicos y como hábitat de fauna y flora características, especialmente de aves acuáticas.

Todas las personas pueden ayudar a conservar estos valorados humedales, cumpliendo y respetando las normativas establecidas en las Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Compartir


Deja un comentario