Conaf - Ministerio de Agricultura



CONAF censa pingüinos de Humboldt en islas de Atacama

En la isla de Chañaral de Aceituno se registró una baja en la población comparando los resultados con el censo del 2013, pese a ello no existe una explicación.

CONAF

Dos veces al año los guardaparques de CONAF realizan los monitoreos de pingüinos de Humboldt, esta actividad se hace en la isla de Chañaral de Aceituno y Pan de Azúcar, donde se congrega las mayores poblaciones en los periodos de nidificación y de cambio de plumaje. Este censo tiene sentido como acción para la conservación de las poblaciones de pingüino presentes en las áreas protegidas que administra Conaf, y el objetivo principal es conocer el tamaño de las poblaciones que ocupan las islas.

Max Zeller, jefe del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF Atacama, explica que “el monitoreo de nuestra fauna nativa es una actividad emblemática, en los ecosistemas Insulares de la región las poblaciones de pingüinos de Humboldt está siendo amenazadas por especies introducidas que generan competencia por el hábitat, principalmente en los periodos de nidificación de la especie, es muy importante el resguardo de la especie y trabajar en el control de las amenazas asociadas a esta”.

La isla Chañaral de Aceituno, con un área de 516 hectáreas, es recorrida de forma pedestre y además se navega a su alrededor durante el censo. En la isla Pan de Azúcar y sus islotes, con una superficie de 110 hectáreas, solamente se circunnavega, ya que desde el mar es posible observar todos los sectores de agrupación de la especie.

Los censos son programados durante las temporadas en las que los pingüinos se refugian en las isla para realizar su reproducción o cambio de plumaje, temporada en la que no incursionan activamente en el mar y es posible registrar una mayor cantidad de individuos en las islas.

Durante el último censo realizado en la temporada estival del 2014 se observaron 474 individuos en Isla Pan de Azúcar y 417 individuos en Isla Chañaral, respecto a años anteriores se aprecia una disminución, no se ha determinado la causa, sin embargo, la observación de pollos con cambio de plumaje avanzado, puede indicar que los pingüinos ya habían retornado a sus actividades de alimentación y con esto el término de la temporada de reproducción y cambio de plumaje, según explica Amancay Cepeda, bióloga de CONAF Atacama.

De acuerdo con la profesional se requiere contar con información ambiental que permita relacionar la información de los censos por ejemplo con las temperaturas del mar, la disponibilidad de alimento y los niveles de contaminación del agua, entre otros. La presencia de conejos en la isla Chañaral de Aceituno, los cuales utilizan en ocasiones los nidos de los pingüinos como madrigueras, puede estar impactando de forma significativa la reproducción de la especie.

Compartir


Deja un comentario