Conaf - Ministerio de Agricultura



Cerca de 600 personas observaron el eclipse solar en el Parque Urbano Natural La Ligua

El grupo estuvo compuesto mayoritariamente por estudiantes del liceo Pulmahue y los colegios Gabriela Mistral, Pukalán y Santa María, de la capital de la provincia de Petorca. CONAF dispuso plan operativo para la seguridad de los visitantes y el entorno.

CONAF

En búsqueda de un escenario privilegiado para observar el eclipse solar, cerca de 600 personas llegaron el martes de 2 de julio hasta Parque Urbano Natural La Ligua, “pulmón verde” que posee  una superficie de 120 hectáreas, con senderos, miradores y sitios de picnic que resultaron ideales para apreciar el suceso astronómico.

Este grupo estuvo compuesto mayoritariamente por 302 estudiantes liguanos, del liceo Pulmahue y los colegios Gabriela Mistral, Pukalán y Santa María, quienes disfrutaron el fenómeno natural en compañía de profesores, apoderados  y vecinos.

Al respecto, el director regional de CONAF Valparaíso, Pablo Mira, manifestó que “durante la jornada, de manera especial, dispusimos la presencia de gran parte de los trabajadores de nuestra oficina provincial de Petorca, del área administrativa, del departamento de Protección Contra Incendios Forestales y del Programa de Emergencia de Empleo, para garantizar la seguridad de los visitantes, de la infraestructura y de los recursos naturales del parque”.

“El comportamiento de los niños y adultos que vieron el eclipse solar fue ejemplar. No hubo ningún tipo de destrozo, la basura fue depositada en el sector habilitado y los recorridos se realizaron a través de los senderos debidamente señalizados, por lo que realizamos un positivo balance de esta actividad”, agregó.

El Parque Urbano Natural La Ligua recibe en promedio, anualmente, cuatro mil visitantes, principalmente estudiantes de establecimientos educacionales de la comuna. Este entorno alberga 50 mil ejemplares arbóreos, de los cuales 30 mil son nativos. También tiene 57 variedades de aves y otras especies de fauna como quiques, zorros chillas, cururos y lagartos. Además, posee ocho mil metros de senderos, un centro de información ambiental habilitado para personas con discapacidad, un anfiteatro para eventos artísticos, seis pérgolas, diez bancas, dos puentes colgantes de 35 y 42 metros de largo, un baño público, dos módulos de juegos infantiles, dos miradores, 16 quinchos y 600 metros lineales de jardineras que cumplen labores ornamentales y para contener eventuales derrumbes.

Compartir


Comments are closed.